¿Cómo trabajamos?

Nos adaptamos a las necesidades de cada uno de nuestros clientes, trabajamos junto a ellos para crear una experiencia inolvidable.

En nuestro primer encuentro os preguntamos por vuestra historia. Nuestros preferidos son los detalles que os definen, aquellos que os hacen una pareja única. Después llegará la formalización del acuerdo de trabajo y la preparación de los detalles técnicos y de logística para el día de vuestro enlace.

El día de la boda sois los protagonistas y queremos que únicamente os preocupéis de disfrutar. Estamos a vuestro lado en todo instante, aunque intentamos que no lo notéis. Estamos atentos a todos los momentos que ocurren, sin provocarlos, sin posados. Las pequeñas directrices que podamos daros nunca suplantarán la emoción del instante.

El día después de la boda es cuando damos por comenzado el proceso más largo. Selección, edición, color, diseño… son palabras que en su conjunto dan forma al resultado final. En este punto tenemos la oportunidad de ensalzar la capacidad compositiva que hemos puesto en práctica durante el evento, y así ofreceros la historia en imágenes de vuestro gran día.

Por último, llega el momento más emocionante, enseñaros vuestro reportaje y disfrutar con vuestras reacciones.